Especialista de la UAEMex destaca la importancia de la salud mental de niñas y niños

Image
Daniela Sandoval
19.10.2021

La existencia de trastornos mentales no sólo se presenta en las personas adultas, desde la niñez se pueden diagnosticar mediante la detección de cambios serios en la forma habitual de aprender, comportarse o manejar las emociones, lo cual causa angustia y problemas en las actividades diarias. Así lo detalló la académica de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México, Imelda Zaribel Orozco Rodríguez.

 

De acuerdo con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, la mitad de los trastornos mentales empieza antes de los 14 años y, a nivel mundial, más del 20 % de los adolescentes sufren de esta condición.

 

Al respecto, la académica de FACICO indicó que es importante que padres y madres de familia estén atentos a posibles cambios en los comportamientos de sus hijos e hijas, ya que si se atienden a tiempo estos síntomas, puede evitarse la evolución a un trastorno mental, el cual puede impactar en diferentes áreas de la vida de una persona impidiéndole desenvolverse para realizar una vida independiente y productiva.

 

Puntualizó algunos de los síntomas que pueden encender las alarmas, como lo es detectar tristeza por varias semanas, temores repentinos, autolesiones, cambios en los hábitos alimenticios y en las relaciones sociales.

 

"Justamente en la niñez es cuando se desarrolla y se madura la habilidad socioemocional, la gestión emocional, la regulación del comportamiento, y por lo tanto, por ejemplo, de la impulsividad. Si el niño no tiene los elementos y los vínculos suficientes para un adecuado desarrollo de sus habilidades socioemocionales, muy probablemente transite hacia un trastorno de salud mental. Por eso emergen durante la niñez, porque justamente en esta etapa el niño está desarrollándose física y psicológicamente, y si las condiciones para su desarrollo no son las adecuadas pues entonces se altera el desarrollo y esa alteración del desarrollo produce el trastorno de salud mental"

 

La especialista detalló que no existe una sola causa por la que se generen los trastornos mentales, sin embargo, el ambiente en el que se desenvuelven las niñas y los niños puede impactar en su desarrollo físico, emocional y psicológico, por lo que la calidad de los vínculos sociales y afectivos que mantengan las infancias es importante.

 

Enfatizó que el desarrollo de trastornos mentales como la ansiedad o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, la depresión, e incluso el trastorno del espectro autista puede deberse a causas neurológicas sobre la cuales no se tiene control, pero también pueden impactar en la capacidad de socializar de las niñas y niños.

 

Por este motivo, la universitaria recomendó a padres y madres de familia identificar factores de riesgo y no restar importancia a los cambios en la conducta, especialmente cuando estos se den en una temporalidad larga. Además, acudir a especialistas cuando se detecte que algo está interfiriendo con el desarrollo de los menores y, de igual manera, generar seguridad afectiva como una medida de prevención.

 

"Uno de los primeros elementos que necesitamos considerar como padres de familia, con esos cambios que observamos en los niños, es la temporalidad de los cambios. A veces pasa que como escuchamos mucho el tema de problemas de salud mental estamos hipervigilantes y de pronto ansiosos respecto a los cambios en las conductas de los niños, pero también es importante tener en cuenta que los cambios son normales. Entonces, el hecho de que mi hijo esté triste un día no implica que me tengo que alarmar y que tengo que estar pensando en que tiene un problema de salud mental. La temporalidad de los cambios es importante, es decir, cuando la tristeza dura dos semanas o más entonces tenemos que estar poniendo atención y remitirlos a los especialistas que nos puedan generar un diagnóstico"

 

La UNICEF señala que el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años y que alrededor del 15 % de los adolescentes de países de ingresos medios y bajos se ha planteado el suicidio, por lo que la especialista de FACICO puntualizó que la atención temprana a trastornos mentales puede ayudar a revertir estas cifras y los intentos de suicidio.