Woodstock 1999: El desastre

Por Néstor Gutiérrez

 

Woodstock '99: Peace, Love, and Rage' Documentary Coming to HBO -  WealthKingdom

 

Woodstock 1969, quizá el festival musical más icónico del siglo xx, se consideró el espacio ideal de la contracultura que se dio casi de forma orgánica y natural. Alrededor de medio millón de personas impulsadas por la curiosidad de explorar espacios en la colectividad se reunieron bajo el discurso del amor libre, paz, psicodelia y psicodélicos y, claro, pasión por la música.

El recuerdo y el aura de ese festival movió la nostalgia y, sobre todo, la ambición de la industria cuando, 30 años después, en 1999, se decidió realizar una nueva versión con un cartel adecuado a los gustos que predominaban las listas y tendencias del fin de siglo.

 

https://media.resources.festicket.com/www/admin/uploads/images/Woodstock99Poster.jpg

 

Y como siempre, el mal de nuestro siglo se hizo presente: la expectativa. La industria musical de finales de los 90s se regocijaba en sí misma, en sus cifras: se vendían discos prácticamente de lo que fuera  y en grandes cantidades; la televisión regía y dominaba los gustos, MTV se encargó prácticamente de toda la logística; los avances tecnológicos ofrecían la posibilidad de un buen sonido y los empresarios consideraron que podían controlar a la multitud que convocaron. Gran error.

 

Woodstock 99: Peace, Love, And Rage, reseña de documental en HBO

 

En el 69 no hubo campaña mediática que impulsara el festival, el voz a voz fue el principal medio de difusión, además del momento sociocultural tan específico donde la rigidez y el autoritarismo arrinconaban a los jóvenes y les cerraban opciones. El festival pretendía enfrentar este esquema y al final demostró  que la juventud podía reunirse sin otro afán más que el del interés por el arte y la convivencia colectiva regida, sí, por el desmadre, pero en un marco de liberación y respeto. Todo lo contrario a lo ocurrido en 1999.

 

Se eligió en Nueva York una base militar abandonada para el evento, lo que significó: planicies gigantes de concreto sin lugar para protegerse de los 40 grados centígrados que rondaron el clima del fin de semana del 22 al 25 de julio. La poca experiencia llevó a los organizadores a instalar tres escenarios, pero había una distancia de alrededor de cinco kilómetros entre cada uno de ellos, trasladarse de uno a otro resultaba una odisea con esas temperaturas y se volvía crítico por otro factor: prohibieron ingresar agua y alimentos y los precios eran una locura: cuatro dólares una  mini botella de agua y de ahí hacia arriba. 

 

Netflix prepara un documental sobre el desastroso final del Woodstock'99 //  Clubbingspain.com

 

La audiencia del festival estaba dominada por jóvenes varones blancos, ese grupo demográfico que se distinguía (entonces y tal vez aún ahora) por un alto nivel de violencia, despotismo, racismo y misoginia.

 

Para el día dos del festival ya las cosas se salían de control: ante los precios tan altos del agua, la multitud rompió algunas tuberías para tratar de obtenerla, lo que llevó a crear un lodazal en diversas partes de la base militar; pero no sólo rompieron tubería de agua, también fue el drenaje. La masa pensó que estaba retozando entre lodo, pero en realidad era en gran medida sus propias heces fecales.

 

Woodstock 99: «El día en que la música murió» | Garaje del Rock

 

Para el día 3 de Woodstock 99, la ilusión del festival lleno de paz y armonía se había esfumado. Los guardias de seguridad desertaron de sus puestos y se convirtieron en parte del público. Muchos puestos de agua y comida fueron tomados y saqueados por la audiencia, el lodazal de aguas negras adornaba la planicie y cuando llegó la noche... apareció el fuego.

 

WOODSTOCK 99: Festival polémico será alvo de documentário na Netflix • LOUD!

 

Los varones blancos eufóricos comenzaron a quemar lo que hallaban a su paso: torres de bocinas, estructuras, restos de puestos y en el escenario los Red Hot Chilli Peppers  y Limp Bizkit terminaron de azuzar a la audiencia hacia el caos. Se habla de asaltos sexuales y violaciones como saldo de la locura blanca, misma que fue tratada con una dulzura inexplicable por parte de la policía (cuando por fin llegó).

 

 

Woodstock '99: El peor festival de la historia - Al día - RockFM

 

Esto es sólo algo de lo ocurrido en el festival que cumplió 20 años y está documentado en el filme Woodstock 99: Peace Love and Rage, producido por HBO. Puedes encontrarlo en su plataforma y en muchos otros sitios de internet. Échate un clavado en el documental que muestra cuando la ambición, el capitalismo y la barbarie se anteponen a la música.

Pin on What I've Seen!!