DEL CAMPO A LA MESA: La versatilidad del huarache

Image

Por Chema Rodríguez

 

En la entrega pasada platicamos de lo deliciosa que resultó nuestra aventura en el mundo mágico de la degustación de la barbacoa, ¿lo recuerdan? Pues bien, en esta ocasión les platicare de otro platillo que merece un punto y aparte en este lado de la comarca, es decir, en la zona oriente del Estado de México, particularmente en el municipio de Santiago Tianguistenco,  y que merece una especial atención porque desde su elaboración hasta su degustación promete llenarlos de un placer gustativo sin igual. Me refiero a los tradicionales huaraches. Es un platillo típico mexicano presente en muchos rincones de nuestro país, pero el que se elabora en Tianguistenco tiene una basta peculiaridad y esta es que lo puedes acompañar de algún guisado de tu predilección o cualquiera que ofrezcan en donde lo consumas. 

Image

Para quienes no lo sepan, un huarache no sólo es un calzado (así se le denomina a un tipo que en tiempos antiguos nuestros campesinos usaban con regularidad) sino un platillo que evoca a la forma de dicho calzado: una especie de tortilla de maíz y frijol más gruesa y aplanada (de ahí el nombre de huarache, ya que se asemeja a uno como tal) que se prepara con salsa verde, cebolla y queso, se le puede implementar sobre el mismo algún corte tradicional de carne  (costilla de res, cecina natural o enchilada, pollo, huevo, e incluso cortes finos de carne) o simplemente solo, el chiste es degustar con un buen litro de agua natural o con la bebida de preferencia. 

Image

La creación del huarache se debe a la señora Carmen Gomez Medina, que los comercializaba en el Canal de la Viga, allá por 1935. No se le cataloga ni como tlacoyo ni memela, entra en el gusto popular por su forma alargada y no posee orificios sobre él.

Este platillo tiene mucho tiempo arraigado en el gusto de los habitantes de Tianguistenco, tanto que les ha dado una referencia en el estado y en la república. En las festividades del 25 de diciembre se puede degustar, también, con el tradicional mole y los tamales de corazón de haba y frijol, además de la comida que distintos visitantes llegan a comerciar en este municipio.

Image

En Tianguistenco los puedes encontrar en el mercado municipal, dentro del área de comida y en distintos restaurantes de la zona. Este platillo se ha vuelto un emblema y un paso obligado si es que pretendes visitar esta zona del Valle de Toluca. Si planeas venir alguna vez  (cuando las circunstancias sanitarias así lo permitan), no dudes probar este platillo que, estoy completamente seguro, llenará tus expectativas y te agradará muchísimo. Saludos.