She-Wolves o el desprecio por las mujeres en el poder

She wolves 1

#feminismo #series #Netflix

01.09.2020

Por Katia Fuentes @kat_fr3

(Productora y conductora en @NomadaUniRadio @Vivas99.7FM Productora y curadora en #SalsaComoVa)

Siempre me han fascinado los temas históricos o de época, especialmente aquellos que tienen que ver con reinos antiguos, castillos, batallas y demás cuestiones que se puedan ligar con el medioevo y el posterior desarrollo de las sociedades. Al terminar una de esas series de batallas y conquistas inglesas, me apareció en Netflix la sugerencia para ver una miniserie documental titulada “She – Wolves: Las primeras reinas de Inglaterra”. El título fue el primer elemento que llamó mi atención, inmediatamente me pregunté qué relación podría haber entre la palabra reina y el término loba, y entonces decidí descubrirlo.

La conductora de este interesante material es la historiadora, medievalista, divulgadora e integrante de la Royal Society of Literature, Helen Castor, autora del libro “She – Wolves: las mujeres que gobernaron Inglaterra antes de Elizabeth”, en el que se basa esta miniserie de tres capítulos producida por la BBC, publicada en 2012.

 

En el primer capítulo nos explica que el término She-wolf se utiliza de manera despectiva para referirse a aquella mujer que podría catalogarse como devoradora, alguien que aspira a algo más allá de lo que se le ha conferido, y este concepto resultará fundamental para comprender el trato que se les dio a aquellas mujeres que entre los siglos XII y XVI aspiraron a ser reinas en la antigua Inglaterra.

Helen Castor

Con enfoque de género, la serie no se limita a narrar la vida de mujeres excepcionales como Leonor de Aquitania, Isabel de Francia, Margarita de Anjou y las tres reinas Tudor, sino que principalmente analiza el camino que tuvieron que recorrer para conquistar el poder como soberanas, rechazando el lugar secundario que tenían destinado como reinas en un país en el que el hombre era cabeza de mujer y el rey era la cabeza de todos. Así, tuvieron que enfrentarse a críticas despiadadas, difamaciones, la imposición de roles, el destierro y, por supuesto, la muerte por siquiera atreverse a pensar que podían ostentar el poder real.

Y es que en aquel entonces no se podía creer que una mujer tuviera las capacidades necesarias para gobernar un reino, y cuando esta demostraba manejo de la autoridad, capacidad de análisis, estrategia y negociación se le consideraba una histérica, un ser dictatorial y agresivo que no podía despojarse de sus pasiones más terrenales. Por el simple hecho de ser mujeres, estas cualidades de liderazgo que eran exigidas a un rey se convertían automáticamente en defectos y actitudes que merecían ser castigados.

She Wolves 2

A pesar de que la producción de esta serie no cuenta con un gran acompañamiento visual -probablemente a causa de un limitado presupuesto-, el contenido sustancial es motivo suficiente para dejarse llevar por este interesantísimo análisis histórico sobre el papel que las mujeres han desempeñado a lo largo de la historia de la corona británica y el trato que han recibido, dejando en el aire la reflexión acerca de qué tanto han cambiado o no las cosas en la actualidad. 

Para quienes no quieran dejar pasar esta recomendación y se animen a disfrutarla, aquí les dejo el link:

https://www.netflix.com/search?q=she-wolves&jbv=80095755